Todos a una

Entreculturas y Red Incola estuvieron muy presentes el sábado en la carrera Ríos de Luz. A ellas y también a Unicef, irá destinada la recaudación de más de 3.500 inscripciones de los corredores. El Ayuntamiento es el cuarto año que cuenta con Entreculturas y el segundo con Red Incola para hacerles llegar los fondos para sus proyectos. Es verdad que su presencia va más allá de la pura recaudación: es participar y reunir a mucha gente. Ahí estaban representados los colegios Cristo Rey y San José, también estaban de CVX, del Centro Loyola, del colegio Mayor Menéndez, de Come Sano. Todos a una.

Antes de que comenzase la actividad, los de la Red de Jóvenes celebraron cerca de la Cúpula del Milenio un máster de zumba. Baile con mucha participación que anticipaba los motivos por los que tanta gente se suma a esta carrera: la solidaridad desde muchas sensibilidades. Participó la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que explicó los motivos que la habían llevado allí minutos antes de la salida: "Estoy aquí para animar a Entreculturas", dijo en el micrófono del presentador. Representantes institucionales y atletas como Mayte Martínez, que siempre ha apoyado la carrera.

Poco a poco, el ambiente se fue animando y los corredores y los voluntarios tomaron posiciones. Unos al punto de salida en José Luis Arrese y otros a sus puntos donde ofrecer un servicio a la competición: unos marcaron el recorrido de la Carrera Ríos de Luz, otros continuaban ofreciendo dorsales a los que se inscribían, otros formaron parte de la organización y dieron la bienvenida en la Cúpula del Milenio a los corredores. A ellos les entregaron bolsas con obsequios de los patrocinadores, una botella de agua y caldo caliente.

Un buen ambiente que terminó con la entrega de premios en la Cúpula del Milenio. Desde la organización un gracias enorme para todos los que participan y hacen de esta competición una fiesta en la que caben todos.

Proyectos

Entreculturas destinará los fondos al acompañamiento, defensa y asistencia de personas asentadas en siete campos  de refugiados de la zona de Masisi, en la República Democrática del Congo. Este país está inmerso en una gran violencia desde 2012 que está provocando la huida de un millón de congoleños de sus hogares. Solo este territorio alberga  a unos 300.000 refugiados en 12 campos, muchos están desprovistos de toda asistencia humanitaria, no reúnen las condiciones mínimas de vivienda, comida, agua o educación para que las personas desplazadas puedan satisfacer sus primeras necesidades y vivir dignamente. El proyecto lo desarrollará el Servicio Jesuita al Refugiado, principal organización aliada de Entreculturas en África con la que colabora desde 1999 y que presta atención a la población más vulnerable de Masisi desde 2010. La delegación de Valladolid apoya su importante labor dedicando su participación en esta carrera y se hace eco de sus necesidades para ofrecer este apoyo a personas que sufren las consecuencias de la violencia.

Por su parte, Fundación Red Íncola destinará los fondos a su proyecto En clave de educación intercultural que promueve la educación, salud y mejora de la calidad de vida de los menores de origen inmigrante y familias en situación de exclusión, que viven en Valladolid. La etapa desde la infancia a la juventud es un período clave en el desarrollo de la persona y en el caso de familias inmigrantes, las dificultades y falta de recursos condicionan la integración de los menores. La Fundación Red Íncola apuesta por la educación como instrumento de promoción y ruptura del círculo de exclusión social y desde este programa integra diversas actuaciones para su desarrollo: apoyo escolar desde Educación Infantil hasta Bachillerato; atención e intervención familiar, como la entrega de becas escolares; orientación y mediación con centros educativos;  actividades de ocio y tiempo libre donde favorecer la convivencia y promoción de hábitos saludables; y campamentos de verano ayudando a la conciliación familiar y laboral.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar